martes, 27 de noviembre de 2007

Mi época bitch


No recuerdo exactamente desde cuando empecé a notar que también me gustan los hombres. No soy bueno para las fechas, pero asumo que fue desde que termine el colegio.


Desde entonces (hace ya tres años) he disfrutado de las ventajas que despierta toda esta situación. Al principio he de admitir que lo hacia por vana diversión y con el motivo de probar cosas nuevas, sensaciones que mi cuerpo pedía, pues la imagen de una mujer ya no era suficiente para mi. Sin duda, un hombre sabe lo que le gustaría a otro hombre (¡eso sin duda!). Los hombres son las personas que dan los mejores blowjobs!!. Ellos sabían que parte de mi me excitaba más, porqué? Por que también son hombres y hacen lo que les gustaría que les hagan a ellos.

De antemano debo confesar que al principio solo buscaba en ellos, la satisfacción pasional que muchas veces una mujer no completaba en mi. En suma, lo he hecho con dos mujeres, ambas muy experimentadas pues eran mayores que yo. Ahora, con los hombres pues la verdad que perdido la cuenta. Y no porque hayan sido muchos, sino porque simplemente no me acuerdo exactamente (me imagino que unos 5, 6 o 7).

Me acuerdo de uno es especial. Creo que se llamaba Julio. No se si era su nombre real. Obviamente por motivos de extrema seguridad yo no le di el mío real. Yo era Santiago. Un chico promedio de 17 años (aquellas épocas), que estudiaba en la católica, tenía novia y una que otra mentira más. Con él fue mi primera vez. Ah! No en realidad fue con otro, pero eso sólo fue algo light. Julio y yo nos mandábamos sms casi diario (demás está decir que eran unos sms súper hot), pero poco a poco lo fui olvidando hasta que dejamos de hablarnos.

Cuando comencé con esta doble vida, no sabía en que terrenos me estaba metiendo. Mis parejas eventuales vivían muy cerca de mi casa y los encuentros eran en casas de ellos o en hostales de por ahí. Y alucinen el roche q pasaba para entrar en esos hoteles!! Ellos ya sabían donde ir (si, eran más experimentados que yo, generalmente pasas arrechas). Yo solo en algunos que me hacía el bacán llevaba a algunos a esos lugares a los cuales yo “iba siempre”.

A todos los conocía por el Chat. Hay muchos actualmente, pero yo me inicie por el de gayperu.com. Llegue a él por curiosidad, me interesó mucho, una época me envició, pero hasta ahora entro (con menos frecuencia claro esta). En realidad, si es que alguna vez entran, notarán que más del 90% de personas sólo entran para buscar a otro con quien tener uno de esos encuentros casuales. Yo era uno de ellos. En mi caso, buscaba diversión, pero muchas veces entraba para encontrar aquel amor que no encontraba en el mundo straight.

Ahora que al escribir todo esto, sólo puedo aceptar que, definitivamente, no extraño mi época bitch.

1 comments:

Kafé dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.