martes, 30 de diciembre de 2008

Faltan 5 pa' las doce

El título del post tiene muy poco que ver con la mega conocida y, a veces, trillada canción Gabino Pampini. En realidad, es más una lista.

Sí señores, falta un día exacto para que comienze un nuevo y mejor año para mí, si es que no me agarra la crisis y si mis predicciones de mi bola de cristal son ciertas. Y en 24 horas aún me faltan 5 cosas por hacer para que este año termine como un año aceptable y que no pase siendo uno más en mis célibes 20 años (xD).

Llamar y pedir disculpas a Luis

Nunca conté esta historia y fácil no lo haga, pero Luis es una de las personas al que le he hecho mucho daño. Él fue mi novio este año y la forma como término todo fue bastante fea como para contar, tan sólo me limitaré a tratar que me disculpe, aunque se que será en vano, pero necesito que me escuche por última vez.

Revelar mi verdadera identidad

Es cierto, mi nombre real no es Alonso, sino Anthony. Utilicé al principìo un nombre falso para evitar cualquier fuga de información que revelará mi identidad bisexual. Lo pensé mucho (en realidad fue en el camino de regreso del trabajo) y creo que es hora de comenzar un nuevo año con mayor sinceridad hacia ustedes y conmigo mismo también.

Confesarle a Él lo que estoy empezando a sentir

Tal vez sea muy apresurado pero al menos necesito que Él sepa que estoy empezando a sentir mariposas en el estomago cuando lo pienso y que, si la magia continúa, podría resultar. Espero.

Eliminar mis tarjetas de crédito

Anoche tuve una discusión muy fuerte con mi mamá, y admito que esta vez si tenía la culpa del reclamo. Mes tras mes durante este año he sido un pésimo responsable de mis gastos y muchas veces me he excedido y sobregiraba las tarjetas. Al final, ahora que ya puedo pagar mis cuentas por mi mismo, he decidido eliminar toda forma de crédito en mi vida, al menos por un mes.

Decir te quiero

Mi hermana dice que soy Sherk y razones no le faltan. Soy muy serio en muchas ocasiones y algo fosforito. Muy pocas suelo decir algo lindo que me salga realmente del corazón, es que creo que soy un tipo frio y hay una especie de tapón dentro de mi que no deja salir a flote a mis sentimientos mas sinceras (aclarando que ese tapon muchas veces explota con unas copas demás, como a cualquiera). Pero este último día prometo que al menos a 5 personas que realmente quiera les diré lo mucho que siento por ellas, comenzando por mi mamá y mi hermana.

Comenzó la cuenta regresiva entonces. Espero cumplir con todas estas cosas antes que termine el año. De todas formas lo intentaré aunque creo que estan algo sencillas. Para todos ustedes, que este haya sido un buen año, y si no lo fue, que el próximo colme con todas sus expectativas y las rebase. Celebren cada uno a su manera, pero celebren. Feliz año!!

lunes, 22 de diciembre de 2008

Aires festivos


La vorágine de las fiestas comenzó. Hoy me demoré más de lo acostumbrado en llegar a mi casa. Hoy tuve que ceder asiento a una señora que traía miles de paquetes y no me quedaba de otra (porque no toma taxi ¬¬). Hoy fui a conocida tienda por departamentos y el vendedor me deseo que pase unas felices fiestas. Hoy una de mis compañeras de trabajo se soltó a cantar villancicos todo el día, mientras yo no podía contenerme y me puse a cantar con ella.

Mañana es el brindis en el trabajo. Mi mejor amiga debe ya debió haber llegado al Cusco para pasar el 25 con sus padres. Él seguro ya debió haber comprado el regalo para el chico que le gusta, que no soy yo. Yo aún no le compro regalos a nadie. Mañana no quiero ir a ningún centro comercial, pero tengo que ir porque él no quería salir hoy sino mañana.

Detesto que haya demasiado gente. No me gusta que al salir contento de cualquier tienda, se me aparezca un niño pidiéndome algo de comer, y miró a lo lejos para ver quien lo está mandando. No me gusta tener que regalar a gente que no se que le gustaría que le regalen. No me gusta que el mejor regalo que pueda ofrecer sea dificil de envolver, a menos que alguien sepa como se envuelve un gran abrazo. Pero a pesar de todo, amo la navidad como si aún tuviera 5 años. Feliz Navidad para todos!!!!

viernes, 19 de diciembre de 2008

Cachete con cachete

Acabo de terminar mi cuarto año en la universidad, no puedo creer que ya haya pasado tanto tiempo desde aquel momento en que pise por primera vez esa aula y mi primer profesor me diera una primera introducción a la economía. Lo cierto es que a estas alturas muchos de mis amigos ya empezaron a trabajar, sea en un banco o en otro lado por ahí. Y mi madre no se queda atrás, ella también quería que su hijo mayor ya empezara a aportar al hogar. Bueno tuve que conseguir un trabajo. Aunque en estos tiempos es difícil, lo conseguí (con ayuda claro, en estos tiempos todo es vara, que barbaridad!). Me siento contento en esa oficina, aunque soy el “nuevo”, el “practicante”, el “asistente del asistente” me gusta el ambiente que hay. Lo único malo es la distancia. Mi trabajo esta al otro lado del mundo.

 

Para llegar hasta allá, me demoró en promedio dos horas (y se supone que viajo en los buses más rápidos que hay) y esas dos horas tengo que estar parado. Felizmente que no es una combi, sino uno de esos buses que antes pasaban por debajo de la vía expresa (gracias alcalde Castañeda por cerrarla) y me da cierta comodidad, aunque igual vamos atiborrados como atún en lata pero al menos es un bus más cómodo0, amplio y rápido. La verdad que no le veía mayor agrado a viajar en bus (en realidad creo que nadie en Lima se la ve) pero tuvo que pasar algo que le ponga emoción a uno de esos viajes.

 

Lo malo de trabajar en oficina en verano es que la camisa y la corbata sofocan cuando estas fuera del aire acondicionado (ahí si estoy de acuerdo con Maxito xD), pero a pesar de eso me gusta usar ropa de traje. Creo que un chico se ve mucho mas lindo si se esta en ropa de trabajo, se crea una especie de formalidad apetitosa dentro de él. Pero también hay chicos y chicos. Algunos saben llevar muy bien el traje (me incluyo) y otros simplemente tienen la corbata porque no les quedo de otra. En fin. La idea es que creo que el traje me va bien, si es que mi espejo no me engaña haha.

 

Un día de estos en la tarde, cuando regresaba a mi casa en el bus, me ubiqué en un lugar diferente. Generalmente siempre me colocó atrás, porque no quiero que la gente me choque cuando se van hacia atrás para bajar. Pero bueno, esta vez no me quedo otra más que pararme en el medio, pues atrás ya estaba al tope. Yo siempre con mi mp4, desconectado del mundo y cantando lo que escucho (en mute, claro esta), hasta que un par de paraderos más allá, él subió. No era nada del otro mundo, parecía de 18 años, mas delgado y bajo que yo, de rulos (los rizos son mi debilidad, lo admito jeje), tenía un “no se que” que me atrajo desde que subió, pero él ni me miró y se paso de frente y se paró detrás de un señor que estaba a mi costado. Yo trataba de llamar su atención, miraba de vez en cuando atrás como curioso, volteaba a estirarme, que se yo. No obtuve mayor respuesta y traté de olvidar el tema. Al parecer, no era como yo.

 

El bus empezaba a quedarse vacío, pero yo aún seguía parado. Y al voltear, grande fue la sorpresa que él aún no bajaba también y que ya estábamos más cerca. Luego que el señor de mi costado optó por bajarse, el lugar detrás de él estaba vacío. Me apresuré y me cambie de lugar, justo detrás de él. No se porque lo hice, pero empezamos a chocar. Si, empezamos a rozar nuestros partes traseras con el vaivén del bus. Al principio creí que podía ser una casualidad, un roce casual producto del devaneo del bus. Pero comenzó a ser frecuente. Yo me aleje y regresaba, y él no se movía. Entonces empezé a hacerlo a propósito. Lo peor que podría pasar es que se incomode y cambie de lugar. No lo hizó. Los roces eran cada vez más frecuentes. Yo no me movía y el menos. Seguíamos chocando hasta que la pasajera que estaba sentada delante de mí se paró y el sitio quedo libre. ¡Dios porque me mandas un lugar para sentarme cuando no quiero hacerlo! Mire a mi lado y vi que estaba una chica, la llame y le dije que se sentará. Quede como caballero y seguí con ese raro juego que ya parecía tonto.

 

La gente comenzaba a bajar más seguido, y para hacerlo tenían que pasar en medio de los dos. Entonces me dije, si hasta ahora solo ha sido una coincidencia, la separación de la gente lo obligará a alejarse un poco para no incomodar al resto. No lo hizo. Siguió en ese lugar a pesar que la gente pasaba y seguían los roces. Yo no sabía que hacer. ¿Quiere conmigo? ¿Sólo esta jugando? ¿Es gay? ¿Qué hago si de verdad me gusta? Yo estaba a punto de bajar y hasta ahora no había contacto visual entre los dos. Primero pensé que ya había escuchado acerca de estas situaciones, pero se supone que yo debería estar detrás de él y no dándole la espalda. No tenía respuesta a ninguna de mis dudas pues es la primera vez que me pasaba algo así (por eso la mención del traje, pues supongo que ese fue mi “jale”), por eso decidí correr el riesgo y contactar. Ya estaba por bajar y el seguía atrás, rozando y rozando, y por lo que sentí, no tenía mal trasero. Tenía que conseguir algún dato de él, pensé en dejarle mi correo o mi teléfono, pero ¡no tenía lapicero! Justo ese día tenía que olvidarme el lapicero. Aish. Ya fue ¿Tenía alguna esperanza? Ninguna.

 

Antes de bajar, hice un ademán como si estuviera apuntando algo en el boleto, cuando tenía que bajar, fui a la puerta sin mirar atrás (pensando que me estaba siguiendo con la mirada) y tiré el boleto, como diciendo hey, aquí esta mis datos si quieres conocerme. Me baje y no noté si lo habrá recogido, y si fuera así, igual no contenía nada.

 

Puede parecer una historia tonta y algo ilusa de mi parte, pero al menos por ese viaje, ¡me gustó viajar en bus! Lo malo es que ya no tomó esa ruta, ahora me regresó en otro bus  donde puedo venir sentado, así que nunca sabré si lo volveré a ver. Tal vez sólo fue otra tonta historia. Que se yo.

 

 

domingo, 14 de diciembre de 2008

Chico Fresa

(16:10) TE eXTRAño ConeJ        : pffffffffffffff

(16:11) aLonSo                          : u_u

(16:13) TE eXTRAño ConeJ        : me das risa de verdad

(16:14) aLonSo                          : q lindo!!!!!

(16:14) aLonSo                          : si tuviera un icono d payaso t la mandaba

(16:14) aLonSo                         : ^^

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : jajjaa

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : q dulce

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : hasta cuando acavara

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : la gente como tui

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : de ser tan igualada

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : y querer ser alguien

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : q en su vida sera

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : saves q vuelve a nacer

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : palteas

(16:14) aLonSo                          : no puedo, me ayudas?

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : entonces

(16:14) TE eXTRAño ConeJ        : deja de fingir

(16:15) TE eXTRAño ConeJ        : la gente como tu

(16:15) TE eXTRAño ConeJ        : me xoca!

(16:15) aLonSo                         : sip

(16:15) aLonSo                          : a mi tb la gnte como tu

(16:15) aLonSo                          : felizmente q hace muxo qno voy a una cabina

(16:15) TE eXTRAño ConeJ        : jajaja

(16:15) TE eXTRAño ConeJ        : si te da asco la gente como yo

(16:15) TE eXTRAño ConeJ        : por q tratas de ser como nosotros

(16:15) aLonSo                         : nom da asco, solo pena

(16:16) aLonSo                          : io no qiero ser como tu :S

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : ten personalidad

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : eso les falta

(16:16) aLonSo                         : jamas seria un patetico pseudo pituco

(16:16) aLonSo                         : jamas u_U 

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : ajjjjjjjjjjjjj me hacea acordar

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : a un webon

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : q se tomaba foto

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : tomando sui starbucks

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : q asco

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : como si fuera la bebia de hora

(16:16) aLonSo                         : hahahaa

(16:16) aLonSo                          : es un café cualqiera

(16:16) TE eXTRAño ConeJ        : may!

(16:16) TE eXTRAño ConeJiTo cerró sesión.

 

Aquí va el contexto: Diego es un chico que conocí hace poco, congeniamos bien a pesar de nuestra lucha de egos no declarada. Él es bastante especial, tiene una personalidad rara, aunque típica en muchos chicos. Diego cree que es superficial, que sólo puede tener amistades y parejas similares a él, cree que se viste muy bien, que todos somos inferiores a él pues el resto somos simples mortales. Al parecer es un chico intolerable, y en realidad lo es, pero a mi me gustan los chicos así algunas veces. Me gustaba y me aguantaba muchas de sus atorrantadas hasta que un día no pude más.

 

Diego trabaja en una cabina de Internet, vive en San Martin de Porres y es parte de All-B (y no tengo nada en contra de la gente de San Martin o de All-B) y aún así es como es. La primera vez que nos conocimos, mencionó que aún no estudiaba pero que se inscribiría en un instituto en Miraflores. No le hice caso (no acostumbró a deslumbrarme por casi nada) y lo seguí conociendo. Una vez discutimos porque al señor se le ocurrió mofarse de mi manera de vestir, cuando ni siquiera nos habíamos conocido y sólo suponía que porque vivo en Lima Norte debo vestir en Gamarra (¿osea?). No me gusta mencionarlo, pero le dije que se equivocaba: la verdad es huachafo hacer esto, pero suelo comprar en una tienda por departamento o en un  surfshop, situación que el chico este no pudo contenerse y comenzó con un argumento clasista similar al que esta al inicio de este post. Simplemente deje de discutir dejando de hablarle, cosa que le ofuscó más, pues seguro creía que me molestaba, cuanto muy rara vez me enojo, y menos por algo así. Hasta ahí la vez anterior que hablamos.

 

La conversación de líneas arriba se dio hoy después de muchos días de la anterior porque yo tengo una fotografía en mi display tomando un café (si, ahí donde todos toman su café). Admito que me tome esa foto de puro posero un día de estos con una amiga en un famoso cierra puertas, pero bueno quería mi foto ahí, total tengo derecho, pero no quiero representar nada con eso (tal vez mi subconsciente). Bromas o no, pequé de huachafo y lo admito, porque pareció algo como yo tomo ese café y tu no, pero quería hacerlo, una vez al año no hace daño. ¿Pero serlo siempre? Eso ya no es un pecadillo.

 

Ser un  material boy no tiene nada de malo, es parte de la personalidad de algunos, hasta puede parecer gracioso en algunos casos. Lo que si pasa el límite es cuando te encargas de publicarlo. Yo no soy un chico modesto, es cierto, puedo ser muy orgulloso y soberbio muchas veces, pero como dice un amigo de la univeridad tienes que saber hacerla. Lima es una ciudad de fondos y formas, la idea es estar contento con lo que uno es y tiene, y si por eso la gente reacciona, sólo serán efectos secundarios de la actitud, no la razón principal de la misma. Conozco muchos chicos que van por ahí publicando que tienen o que hacen y creo que ellos también me consideran su amigo, porque no soy fácil de asombrar (tal vez en demasía). Nunca los entenderé, pero mientras no se metan conmigo, todo esta bien.

 

p.D. El nombre de Diego es real, así que no es coincidencia.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Esta navidad, aún no


La vida esta hecha de contrastes y contradicciones que muchas veces nos toca lidiar y vencer las veces que nos sea posible. Se supone que estas cuestiones deben ser parte de la vida de manera fortuita, y no creada por uno mismo. Ahí es donde la teoría falla en mí, pues casi siempre yo mismo soy el productor y creador de mis propios contrastes y contradicciones. No se si sea la única persona a la que le pase esto, pero si tal vez, la única que no es capaz de aprender de su pasado para reconstruir su futuro.

Yo llevo dos vidas, y no son la vida hetera y la homosexual. En realidad son dos visiones que hasta ahora han sido mutuamente excluyentes. Mi vida académica siempre fue la más estable y próspera, y no es que sea un nerd ratón de biblioteca (nunca me ha gustado estudiar dentro de  la universidad, y menos en la biblioteca), sino es que mi vida como estudiante que vive dentro de un círculo de bohemia y razón económica, me ha dado más satisfacciones que mi otra vida, mi vida sentimental. Nunca fui (y no se si lo seré) bueno para el amor. Tal vez tenga muchos buenos amigos (y que cada día aparecen más, porque cada intento fallido de novio se transforma en un nuevo buen amigo) pero en la cuestión del amor y el gileo siempre fui malo. No se enamorar, y creo que ahí comienzan mis contrastes.

Como ya explique es un post anterior, soy un buen amigo, a pesar de muchas de mis atorrantadas, que al fin y al cabo son arranques de sinceridad (intrépidas muchas de ellas) y por lo tanto (aunque no sea una relación causal) buen consejero. Supuestamente se mucho de relaciones por la experiencia que he tenido, muchos me buscan y saben que tienen una persona a la cual pueden hablar y que tendrán una apreciación diferente al de las demás. Pero, ¿qué experiencia tengo? Pues ninguna. Una vez un amigo me preguntó por una situación irreverente con su flaca, yo tenía una respuesta a su duda pero no una base empírica que la sustentará, así que sólo atiné a mencionarle que “he visto muchas novelas” y que eso era suficiente para mí. La verdad que si bien no soy un experto en temas amorosos por experiencia propia, si lo soy por experiencia ajena, es decir, de tantas historias que han pasado por mis oídos. Ok, no seré el mejor consejero del mundo, pero para no haber tenido muchas relaciones en mi haber, lo hago bien.

No me considero un chico muy atractivo, normal quizas, aunque tampoco soy un plop! (valga la aclaración). Y no es que signifique falta de autoestima sino de algo de sinceridad y un cierto escudo protector. La verdad es que siempre he sido algo exigente cuando me intereso en alguien y es por eso que pocas veces me han interesado algunos que, según yo, eran ideales para mí. Lo cierto es que también hubo veces en que muchos chicos quería estar conmigo, pero no cumplían los “parámetros” que yo buscaba (y que probablemente sigo teniendo), y no eran patrones físicos, sino de actitud. Si, puede ser que sea algo superficial y no deje el encargo al destino de traerme a la persona indicada, que tal vez pasó por mis ojos antes, pero ni cuenta me di por seguir buscando al chico ideal que si apareció, no me dio bola. No es que sea botado (o tal vez y aún no me doy cuenta) pero si se que es una contradicción que aún  me es difícil solucionar.

Todavía faltará mucho tiempo hasta que encuentre a una persona especial con la cual pasar las siguientes navidades que me quedan, pero al menos está la tendré que pasar en familia y el año nuevo con mis amigos. No es triste una navidad sin pareja, pero si lo es cuando pudo haber sido una navidad con una y no lo fue. Feliz navidad para todos.

domingo, 9 de noviembre de 2008

I believe in you


Desde semanas atrás veías anunciando en tu nick que irías, incluso antes de conocerte aquel viernes. Aunque para mi conocerte fue lo más lindo que me haya pasado en meses, para ti no lo fue. Agradezco tu sinceridad acerca de tu percepción sobre mi, aún así no me rendí y continuo en la lucha. Tú extrañas a tu ex,.aún lo quieres y su recuerdo es mi principal obstáculo, tal vez el más difícil que cualquier chico que intente conquistar a otro pueda vencer.


¿Qué tan difícil puede ser luchar contra un recuerdo? Pues mucho. Nunca antes me había pasado algo así. Generalmente conozco gente que está sola y que está dispuesto a, así como yo, a comenzar algo nuevo, sólo que muchas veces no coincidamos en otras cosas. Él sabe que su relación con su ex no terminó de una buena manera, que no regresará con él pero los sentimientos encontrados lo matan. Su ex terminó con él, es decir, no fue porque quiso sino porque lo obligaron a terminar, y su orgullo le impidió rogar para que no suceda. Ahora su mismo orgullo lucha por tratar de olvidarlo, pero no puede. Recibe sms, llamadas, lo visita en su facu., anyway, está presente aún, y eso lo atormenta, pues tiene muchos sentimientos encontrados. Yo se que todavía lo quiere, y que es posible que regrese con él. Yo sé que no tuvo la mejor de las impresiones de mi, la primera vez que nos vimos, pero fue una salida accidentada. Yo se que la lucha será dura, pero esta vez no lo dejare ir tan fácil.


Al llegar al lugar donde las tristezas desaparecerían, esto no paso así. No estaba seguro si también estabas ahí. Quise llamarte pero tampoco quiero parecer hincha. Entonces solo envié un sms diciéndole que estaba ahí, esperando que tu respondieras con un yo también o algo parecido, muy iluso y tonto. Nunca respondiste y la algarabía comenzó. Fue el concierto más espectacular al cual yo haya ido. No estaba seguro que estuvieras ahí. Estaba incomodo pues hubiera preferido mil veces que estuviéramos juntos esa noche, porque así te demostraría que si es posible olvidar. A pesar que fue la hora y media más excitante de mi vida, a pesar que ella no cantó dos de mis canciones preferidas y a pesar que me quede sin voz, no hubiera ido si a cambio de eso tu me dieras una oportunidad.


Muchas veces se deja pasar oportunidades por el simple orgullo de no tomarlas. Luchar contra un amor pasado es muy difícil, no se lo recomendaría a nadie, sobretodo si las desventajas son enormes. El hecho es que, por lo menos yo, en las cosas del corazón (que trillado) me dejo llevar mucho por mis sentimientos sin analizar muy bien la situación. No aplico un proceso. No se si lo haya, pero quiero intentar ahora construir uno. Tomaré tu amor como un reto, un reto que tiene un riesgo demasiado grande: matar mi orgullo. Lo asumiré porque si pierdo, al menos se que lo intenté.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Mi lado musical gay

Una parte del gusto de ser bi, es que se puede adoptar algunas manias gay sin necesariamente quedarse en ese estado. Una de ellas es la musica. Si señores, a pesar que no tengo gustos demasiados extravagantes, suelo tener en mi mp4 una colección de canciones que me encanta escuchar en el vale o me recuerdan mi lado gay, mi gusto por los hombres.

 

En realidad, no es que tenga un ritmo que me guste más que los demás, me gusta escuchar de todo. Es más, podría jactarme de tener el mp4 más variado de Lima, desde rock, pop, cumbia, merengue, electrónica, incluso música andina. No necesariamente soy menos hombre o más gay por escuchar determinadas canciones. He visto muchos str8’s gozar con rafaella carra sin tapujos. He aquí mi lista de las canciones más gay de mi mp4:

 

Madonna – Ray of Light

 

Tenía que estar primera. A pesar que la letra no tiene mucha relación con mi vida gay, pero si con el ritmo con el que suelo llevar las cosas. Creo que muchos también la llevan así.

 

Ray Of Light - Madonna

 

Rafaella Carra – Fiesta

 

Podría haber escogido la otra, el himno rafaella gay por excelencia, pero prefiero esta por su toque español y su desenfado al danzar.

 

Fiesta - Rafaella Carra

 

Alex Gaudino – Destination unknown

 

Mi canción preferida del vale. Se que muchos la creen pasada de moda, pero para mí sigue siendo la única capaza de casi convertirme en la noche jeje.

 

alex gaudino - destination ca - 03

 

The pussycat dolls – Buttons

 

Una canción bastante traca, pero muy Buena. Si no fuera por un amigo que me incito a conocer el vale por primera vez, no conocería  a este grupo. ¡Y se lo agradezco!

 

Buttons (Rannys Peak Hour Mix) - Pussycat Dolls

 

Paulina Rubio – Ni una sola palabra (remix)

 

Está canción me recuerda a un viejo amigo que ya no esta, no porque este muerto, pero al meno yo si lo estoy para el. Aún así, es una canción buenísima.

 

Ni Una Sola Palabra (Belanova Remix) - Paulina Rubio

 

Mención especial: Alejandra Guzmán – Mirala, miralo

 

No se porque, pero esta es la canción que siempre se me viene a la mente paras dedicársela a una persona. Vaya que funciona.

 

Mirala, Miralo - Alejandra Guzman

 

Tal vez sea una lista muy dispareja y remezclada (y bastante fresa xD), pero es mi lista y una pequeña muestra de mi mp4. Al fin y al cabo, lo que uno escucha no necesariamente es la representación de uno mismo, sino una pista para descubrirlo.

viernes, 17 de octubre de 2008

El amigo de todos

El enamorado de ninguno. Bien dicen que cuando uno nunca esta solo. Siempre que los amores se acaben, y comienzan las agonías sentimentales, habrá un compañero fiel que equilibre y comparte contigo los momentos de tristeza que siguen a cualquier. Eso es cierto y no hay forma de dudarlo. Cuando termine con mi pareja recientemente, fue una suerte de sentimientos encontrados para mí, porque yo quería terminar con él y así paso. A pesar que no “sufrí” demasiado, muchos de mis amigos estuvieron allí para, aunque sea, preguntarme que paso. Pero no siempre es así.

De aquel episodio ya han pasado muchos meses. Estuve sólo con él por un mes después de más de tres años de haber estado sólo. Ahora, solo, puedo volver a sentir lo que antes me disgustaba mucho de no tener pareja. Si bien es cierto que no tengo un grupo homogéneo de amigos gay, osea, que no todos se conocen entre sí. Conozco uno por aquí, otro por allá, y cuando salgo con ellos, casi siempre es de a dos o tres. Ellos, al parecer, tienen una mejor suerte que yo en los asuntos del amor (mucha mejor suerte). Difícilmente están solteros y siempre tienen alguien que al que puedan llamar “mi amor” y siempre contarme las peripecias y aventuras que pasan con ellos. A todo esto, a mi no me incomoda que ellos tengan pareja, no soy celoso de mis amigos y siempre me pongo a un costado con tal que ellos sean felices. Es ahí donde comienzan mis problemas. Yo siempre estoy cuando están en problemas pero nunca cuando ellos estan bien.

Ryan es mi mejor amigo gay desde principios del año pasado. El problema con él, es que, por el problema que pasó entre nosotros, todas sus parejas siempre han tenido celos de mí. Debo sumarle a eso que soy una persona bastante extrovertida, social y algo (bastante) jodido con mis amigos. Para mi la amistad tiene un especial sentido pues es mi tabla de salvación ante cualquier peligro de soledad inminente. A pesar que somos autoproclamados mejores amigos, sólo se de él cuando tiene problemas. Su pareja es una persona que no conozco. Sólo se de él por medio de lo que me cuenta Ryan. Y por lo que me cuenta, siempre hay problemas. Su relación es bastante absorvente y pues cada vez que le digo para salir al cine, a la disco, a webear siempre me sale con una negativa pues prefiere mil veces verse con su pareja que conmigo. Yo lo entiendo y no me quejo, él sabe que siempre estaré ahí para lo que necesite, pero bueno, tampoco soy de palo. Yo también lo necesito, lo extraño como amigo. En este año, sólo nos hemos visto dos veces, en mi cumpleaños y en el suyo. Lo conozco y se que el me considera el mejor de sus amigos, sólo que tiene una forma particular de ver la amistad. Para él los amigos van después que un enamorado. Tal vez es así.

 JJ es un caso diferente. Él no vive en Lima, es de Trujillo. JJ es lo que llamaría la pareja perfecta, pero para mi mala suerte, está a más de 500 Km. de distancia. Como se lo mencione alguna vez, él para mi es una especie de “amor platónico”. Apenas hablamos por teléfono algunas veces y la mayoría sólo por el msn. La forma como lo conocí es algo extraña y debe ser motivo de un post. El hecho es que el chiquito este (pues tiene 18) desde que lo conozco no tiene otra forma de vivir que con problemas. Es la única persona en el mundo que me ha dicho que tengo una voz algo “sensual” (que roche xD). Tal vez lo que nosotros vivamos es una ilusión que cada uno busca como solución a su soledad, pero lo cierto es que muchas veces ya nos hemos chocado con la realidad, sobre todo yo. Ambos decimos que sólo somos amigos, y pues en cierta forma es mejor así. Hace poco el conoció a un chico de su universidad, le gustó y estuvieron. Yo normal. Le dije que me parecía chévere y que lo apoyaba en todo. Me empezó a dejar de hablar. Siempre me decía que andaba ocupado  con su pareja, no contestaba los sms y menos las llamadas. Me hice a un lado. Hace unos días ellos terminaron y ahora, que está en problemas, recurre a mí para que lo ayude en la situación que vive. Yo lo considero mi amigo y lo estoy ayudando, aunque no se ni porque lo hago a ciencia cierta.

Yo también he tenido momentos difíciles en todo este tiempo. Y si, ambos me acompañan como pueden, a su manera. Pero también he tenido momento de felicidad, grandes motivos en los cuales quería que por lo menos Ryan (JJ no, obviamente) se acordase de este chico y saliéramos a cualquier lado como un par de buenos amigos, que se supone que somos. Yo se que primero son las parejas, pero ellas van y vienen y los amigos son para toda la vida! O no? A pesar que estos casos son sumamente remotos y difícilmente ideales para generalizar, en mi caso, son lo que mejor describe a todo mi círculo de amigos. Los demás también son muy amigos míos, pero cuando tienen parejas, sucede lo mismo.

A veces creo que la solución es simplemente conseguirme una pareja (parece obvio no) pero yo no soy así, a veces creo que soy muy exigente, pues busco que esa persona se parezca en casi todo al modelo que ya tengo preestablecido. Desde que decidí no buscarlo, las cosas me van mejor. Aún no lo encuentro, pero al menos es una problema menos a los que ya tengo.

martes, 23 de septiembre de 2008

Ser bi y no morir en el camino

No hay tercera opción. La historia de cualquier persona versa en asumir un rol definido, y claro, sobre su sexualidad. Probablemente a estás alturas del partido ya casi todos tienen definido que tipo de preferencias tienen, osea, si son heteros o gays. Los unos y los otros viviendo en mundos sumamente marcados, y muchas veces excluyentes, donde cada uno vive a su manera sin tratar de hacer daño a nadie. El problema es que ninguno acepta la ambigüedad.


En el mundo hetero, mundo donde hábito mayormente, existe una cierta ignorancia “hipócrita” acerca de las preferencias sexuales. Todos saben que es un gay, la mayoría no se hace problemas pero si obtienen reparos en cuanto al tema de la bisexualidad. Nadie cree posible que a una persona pueda gustarle tanto un hombre que una mujer, creen que ambos gustos son excluyentes, y que detrás de un bisexual se esconde un gay reprimido de contar su verdad. Es cierto que muchas veces tienen razón. Muchas veces un gay incapaz de aceptarse continúa manteniendo relaciones amorosas con una mujer. Lo admito, pero eso no es ser bisexual, eso es una situación que reprime una identidad pues en el fondo él se sabe gay y que sólo le gusta ellos.


En el círculo gay es algo muy parecido pero con matices de exilio. Un bi en el mundo gay es generalmente un activo. Si a eso le sumamos que el bi sólo aparece eventualmente para satisfacer sus necesidades biológicas con un chico que conoce y luego regresa a su vida hetera, lo hace más abominable en el mundo gay. Es cierto que existen estos personajes, pero aún así no significa que todos los bi sean así. Casi siempre un gay rechaza a un bi pues aparece el miedo de ser relegado por una mujer (cuestión de orgullo) o porque muchas veces se adjudica a un bi problemas de identidad. Este personaje puede ser un gay reprimido que sólo tenga una relación “pantalla”, personaje del que no deseo hablar. El bi que yo recreo en mi mente es otro, es el que puede desear tanto a un hombre y a una mujer por igual aunque parezca una locura pensarlo.


Una base para entender esta compleja ambigüedad (que de ambiguo no tiene nada) es que una persona muchas veces es capaz de enamorarse de un ser, de una personalidad, pero no de un sexo. Un bi real es aquel que puede sentirse tan bien como con una mujer y con un hombre (no a la vez), porque simplemente se enamora de la sensación que esta otra persona provoca en él, indiferente del sexo que fuere. Un gay se enamora de un hombre, por múltiples razones conocidas y que entre las principales está el hecho mismo que es un hombre. Para el caso de los heteros es lo mismo pero con una mujer. Un bi no distingue sexos de ningún tipo. Con esto no intento decir que un bi adopta todas los roles sexuales que haya, aún no toco esa parte del tema. Un bi, sea hombre o mujer, traspasa las barreras físicas y concentra sus necesidades de amor en sólo eso, el amor que esa otra persona pueda sentir por él, sea hombre o mujer. No quiere decir que un bi sea un ser superior y mejor en términos prácticos, nada más lejos de mi intención. Sé que es difícil de creer pero existen y me atrevería a mencionar su escasez.


Cómo ya lo dije anteriormente, el bi es encasillado en la categoría top. Aunque a mi parecer, tranquilamente puede ser bottom sin ningún problema. Existen tantas posibilidades ahora de diversificar el placer, que la vieja clasificación queda relegada.


Existe el miedo, real, de la poca estabilidad emocional de un bi. Un día puede desear a ella y al día siguiente a él, en términos superficiales. Es entonces que esos cambios tan “drásticos” se les etiquetan como seres “complejos” (por no decir raros). Se menciona que es una ambigüedad pasajera, que algún día encontrará fin. Ese fin no determina que se deje de ser bi. La fidelidad puede ser tan fuerte como en una relación hetera o gay. El problema es que nadie cree que puedan ser fieles.


Todo esto puede parecer una apología a la bisexualidad. Pues lo es y no lo es. Me interesa que se reconozca una tercera vía que no tiene nada de extraña. Poder enamorarse de una mujer o un hombre (ojo, enamorarse no acostarse) debería ser tan permisible como enamorarse de tan solo uno. No apelo al recurso del amor libre, por sus connotaciones lúdicas, pero si consideró que dentro de toda esa teoría algo hay de cierto.


Se que muchas personas a pesar de todo esto rechazarán el post, pues conservarán su posición “anti bi”, posición que respeto pero, obviamente, no compartó, pues se que no estoy equivocado y menos confundido. No cometo pecado y no hecho daño a nadie siendo así. Jamás he engañado a nadie, pues todos quienes me conocer saben que soy bi (el nombre del blog hace referencia a eso). No es una opción, es lo que es.  

domingo, 14 de septiembre de 2008

Chico de mi universidad



No tenía pensando conocer a ninguna persona gay en mi universidad. Apenas sabia que había universitarios gays (tenía una mente muy estrecha, la mente). Yo ya tenía un año estudiando ahí, comenzaba el tercer ciclo y los cachimbos hicieron su aparición. Comenzó la clásica mirada matadora hacia ellos y ante las torpezas de muchos de ellos, yo sólo decía: cachimbos. Nada nuevo para mí. Pero te vi y las antenitas de minil se activaron.


Yo estaba estudiando con algunos amigos en un salón, no te preste demasiada atención y mi mirada orgullosa te espanto. Te acercaste a un amigo para que te ayudara con matemáticas, apenas noté que no era lo tuyo. Era obvio que fácil nunca llevaríamos cursos juntos pero quería conocerte. No me interesaba que no fueras gay y que sólo te tuviera que tratar como un hetero, quería conocerte. Te veía pasar por los pasillos con un grupo muy peculiar y caminando de una manera muy peculiar. Noté después que eras un chico aplicado y que, sobre todo, eras gay.


Por ciertas cosas del destino (errores, putos errores), me atrase un año. A pesar de todo, al igual que tú, al comenzar mi sexto ciclo lleve todos los cursos del cuarto. Como era de esperarse, coincidimos en todos los cursos, pues tu también escogiste a los mejores profesores. Tu nunca me mirabas, pero yo si de reojo. Quería conocerte, ¿cómo? Tenía que confirmar mis dudas y te agregue al msn. Obviamente no a mi msn, sino a uno artificial donde me hacía pasar por otra persona. Me aceptaste rápido y conversamos de inmediato. Terminando las presentaciones y siguiendo una estrategia sobrada. Me hice el interesante contigo (osea, la persona que supuestamente hablaba contigo), era riesgoso pues me podía eliminar, pero no, la estrategia funcionó y entramos en confianza rápido. No sabía como preguntarte si eras gay. Te adelantaste y preguntaste primero. Te dije que si y tu dijiste que también lo eras. Sonreí.


Ahora tenía que descubrir mi verdadera identidad ante ti. ¡Cómo! Tenía miedo de que me rechaces por saber tu secreto. Y así paso. Te pedí tu foto y me la diste a cambio de que yo te enviara una “mía”. Luego del trade te dije la “verdadera razón del cambio”: un amigo mío (yo) que estudia en tu facultad quería conocerte porque quería hacer amigos. Te enojaste como si te hubiera insultado de la peor manera. Me pediste al menos conocer a ese chico. Te pase mi verdadero msn y me agregaste. Me diste un nombre falso (también te sabías como era la cosa) y me preguntaste si era gay, te dije que era bisexual. Te fuiste y no supe más de ti en mi msn. Por el otro msn te pregunte que fue, ¿conociste a ese chico de tu facultad? Si, pero ese pata no me cae. Es muy sobrado, incluso una vez discutí con el. De donde lo conoces? Es tu ex? Te dije que no, que era un buen chico y te mencione todos mis atributos (xD) para convencerte de que no era lo que te imaginabas. Me dijiste que tu eras caleta y no querías conocer a nadie así en tu universidad, además que insinuaste que a mi se me notaba bastante (a ti también, sino basta verte caminar). Decidí no insistir y cerré el msn.

Al día siguiente llegue temprano a clases, esperaba verte pasar por la puerta y cruzar las miradas, ver como reaccionarías o que me dirías (aún tenía la esperanza de que me hablaras). Sólo pasaste me miraste fijamente y seguiste tu camino. Era claro que no te interesaba. Tu sabes que soy gay y yo también se que tu lo eres, ambos sabemos que el otro lo sabe. Entonces se formó una especie de arreglo tácito de no confrontación. Nunca nos dirigimos la palabra. Nunca nos prestamos nada. Nunca me pasaste la lista para firmarla a pesar que podías hacerlo. Nunca me pediste permiso para pasar si te impedía el paso. Nunca te consulté nada a pesar que eras delegado en muchos cursos. Nunca te hable. Siempre me gustaste y aún me gustas pero es sólo eso ahora, un gusto. Yo quise estar con tu amiga, una de tus mejores amigas. No pude por otras razones, pero tu ponías cara de terror cuando me acercaba a ella. Nunca me presentó contigo, tal vez te escapabas. Se que no dijiste nada porque tu miedo sería más grande que tu amistad con aquella chica. Más de un año cruzando miradas, algunas veces coquetas de mi parte y otras esquivas tuyas, pero nunca hablamos. Hasta que llegó la excusa para hablarnos: Investigación de mercados.


El profesor al inicio de curso tenía que formar los grupos de trabajo, eligió dos temas y cada uno tenía que ir al grupo cuyo tema era de su interés. Ambos coincidimos, sólo que tu fuiste en grupo y yo solo. Formamos los equipos de trabajo y me dijiste escribe tu nombre amigo. Claro que sabías mi nombre, claro que sabías quien soy, claro que estaba en tu grupo, pero lo que no fue claro es que tu tono fue natural, cómo si no me conocieras en verdad. En eso me di cuenta del error que estaba cometiendo, tu creías que yo te tenía miedo pues era yo el que no te hablaba, en cambio tu, más canchero, me trataste como si nada. Me sentí ridículo. Yo que creí que tu eras el miedoso, con un solo gesto me revelaste que hasta ahora era yo el que jugaba bajo tu dominio. Yo era el marica.


Tenemos que seguir trabajando juntos, cada uno en su equipo pero ahora sí intento acercarme, aunque tú opongas cierta resistencia. Entendí tu juego. Este ciclo, serás mi amigo (sólo eso por ahora).


miércoles, 10 de septiembre de 2008

Estoy nervioso

Apenas lo conozco hace unas semanas. Me parece simpático, agradable, un poco loco, odia a los emos (yo no los odio pero me gustan las converse). Me preguntó si yo era emo. No lo soy obviamente. Fiel a mí estilo jugué como si en verdad lo fuera y que pasaría si fuera verdad. Dijo que podría haber problemas pues él los odia a morir. Terminé el juego pues se la estaba creyendo. Quedamos en salir hoy por la tarde.

Hoy por la tarde saldré con Ryan (si, el protagonista de un post anterior; aunque no lo crean hoy somos muy buenos amigos), es su cumpleaños e iremos a tomar un café y charlar como hace mucho que no lo hacemos. Le conté sobre mi salida con este chico, le dije que vive en Huacho y que solo vendría a Lima para conocernos, aprovechando que viene de compras. Le explique también las intenciones que tenía conmigo. Ryan ya no se espantaba como antes, pero me dijo que si yo estaba feliz haciendo eso, el también lo estaba, y más si le contaba los detalles! Le dije además que saldría con este chico antes de nuestro café, pero que llegaría a tiempo, algo cansado (tal vez), pero a tiempo.

A tiempo estoy de cancelar la cita. Desde que término mi época “bitch” no he vuelto a estar con alguien a menos que hubiese un sentimiento de por medio. Si me gusta este chico, pero su proposición me hizo acordar a aquellas de años atrás.

Años atrás me encontraba con algunos “arrechos” personajes para pasar un buen rato. Años atrás que deje de hacerlo. Hoy me tienta la idea. Acabo de terminar una relación y no quiero comenzar otra, menos con alguien que vive lejos de Lima. Yo se que le gusto, cuando hablamos me lo ha demostrado, pero aún no nos hemos visto en vivo y en directo. Él también me parece lindo, sólo que un poco excitante. Su cumpleaños es en una semana y quiere “eso” de regalo. Suena vulgar pero que alguien te diga eso te incita al pecado. ¡Demasiado! Nos tenemos que encontrar en el Kennedy y, según palabras de él, conocernos y ver luego que pasa. No debo hacerlo, ya no soy un chibolo para tener aventurillas por ahí. Estoy nervioso.


domingo, 7 de septiembre de 2008

Había una vez un blog gay... abandonado


Hace más de cuatro meses que no posteo. Existen muchas razones para los cuales ya no podía hacerlo, casi en realidad porque no quería. No quería no porque no tenía ganas de hacerlo, no quise seguir haciéndolo a presión y quise tomar un break. Bueno, el break me duró mucho. Miles de cosas me han pasado en todo este tiempo. Muchas de ellas con mi vida hetera, pero aquí solo contaré las que se relacionan con mi vida G, ¡y vaya que fueron varias!


Quise estar con una chica, quise darme una oportunidad con ella, volver a sentir ese sentimiento tan hermoso, pero esta vez no ocultarlo. Es tan difícil tener que resistir la tentación de besar a alguien sólo porque es de tu mismo sexo. Ok yo mismo me reprimo, pero que puedo hacer si mi vida depende únicamente de mi vida hetera, mi vida G aún se esconde rezagada, esperando que llegue un sábado por la noche para salir a la luz. Muchos ya estarán notando que estoy empezando a decidirme más por una vida homosexual que bisexual, pero estoy empezando esta etapa, que, siguiendo mi tradición, tendrá unj final, a menos que encuentre un amor.


Intente enamorarme de ella pero no pude. Bueno, admito que mi estrategia no fue buena y término aburriéndose la chica, pero ¡hace mucho que no goleaba a mujeres! Got me. Buena parte de este tiempo me dedique a mi vida hetera. Mejore mis notas, no iba tan seguido a la disco (el DT para variar, aunque el jueves pasado fui al Sagi, es que andaba medio mareado y el DT no pagaba), caí en la garras del alcohol (no soy borracho, lo juro por mi etiqueta roja xD)y comenze a escribir en dos blogs totalmente diferentes, uno de economía (mi carrera9 y otro personal (¡no lo lean!). Ellos lograron opacar mi interés por este blog, mi primogénito y al cual hoy decidí volver.


¿Qué me inspiró a volver? Muchas cosas. La primera razón es que un muy buen blog, Busco novio gay, me atrajo con sus historias y me hizo hechizar de nuevo por esa manía que tengo de contar mis cosas, y que mejor que por un blog, anónimo por cierto. La otra razón es que me sirve de terapia, pues, aunque no parezca, acabo de terminar una relación, que nunca debió empezar., pero tampoco debió terminar así. Fue horrible, para mí no mucho sino por él. Le hice una perrada que ni yo creí capaz de hacer. No acostumbro arrepentirme de las cosas que hago, pero esto merece una justa excepción. No quiero extenderme pues esto requiere un post para el sólito.


Ahora tendré tres blogs, cada uno muy diferente al otro, pero que todos me sirven de catarsis para la complicada vida que llevo (o debería decir dos vidas que llevo). Me gusta mi vida hetero, también mi vida G, ahora más que nunca, no quisiera mezclarlas nunca, pero me parece que ese momento esta muy pronto en llegar, el momento en que la verdad llegue a la luz y todos sepan quien soy en realidad.

sábado, 3 de mayo de 2008

Los otros


Lima sin duda alguna es una clara representación del Perú entero. Con todos sus matices y diferencias, se presenta esta enorme conglomeración de gente que, como ninguna otra, representa fielmente un mundo en el que las vidas de sus habitantes fluyen por encima del otro. El otro, ese ser que está a nuestro costado que no sabemos quien es, y si lo supiéramos, no siempre cambia nuestra actitud hacia él. Esa otra persona que ronda en nuestro ambiente, que invade el territorio que imagino alrededor mío, muchas veces (siempre) será el otro. En esencia, ¿quién es el otro? Yo, tú, él y los demás pronombres personales. El otro también soy yo, ahí radica el problema.

Esta ciudad, se sienta sobre las bases de una ignorancia absoluta sobre el otro, aquella persona que no tiene personalidad, que no tiene ni siquiera alma, que solo es lo que dijo que es. Ese otro no existe hasta que se manifiesta nosotros y nos crea una imagen sobre él, que nos permite conocerlo, aunque lo que diga no siempre sea cierto. ¿Porqué no siempre es verdad el otro y lo que dice? Ahí radica otro problema.

Aparentemente no tiene ningún sentido todo lo que acabo de explicar, no resulta lógico en un blog que habla sobre la vida bisexual de una persona, que se toque un tema aparentemente psicológico. Error. Para comprender que pasa alrededor de nosotros mismos, debemos revisarnos y verificar como funciona esto llamado ser humano, para recién observar y predecir sus características. Obviamente los bisexuales y homosexuales no somos la excepción.

El problema es que según mi experiencia con gente de todo tipo, es que el mundo gay de esta ciudad se mueve y expande en base a estereotipos. ¿Nada nuevo? La comunidad gay de Lima no acepta a las personas por igual. ¡Error! La principal comunidad del mundo que defiende la igualdad de todas las personas es, en esencia, la comunidad más discriminadora que puede haber. Y en el Perú, mucho mas.

En Lima, los gays se manejan por niveles. En el más alto se definen los chicos que por su status social, no frecuentan lugares públicos para gays, llámese discotecas y bares. Están los gays clase media, que son asiduos a discotecas y bares de ambiente, pero ellos se autodenominan la más alta esfera del mundo gay. Por último, los gay, que no son otros que los famosos y trillados gays de cono. Cabe resaltar que yo no hice esta clasificación arbitraria y entupida. Es el común denominador entre el ambiente esta clasificación lúgubre para toda la “comunidad”. Pero quisiera añadir algo más, algo que si esta bajo mi responsabilidad. Una segunda clasificación. No es por sectores socioeconómicos ni por alguna otra razón técnica más. Es más simple que eso. El bubble gay y el honest gay.

Los primeros son la gran mayoría de la “comunidad” Son aquellos que muchas veces mienten o maquillan la realidad en la que viven. Aquel que vive en Comás, dice San Miguel, aquel que vive en Lince límite con San Isidro (saquen sus conclusiones el lugar donde dice que vive), aque que no tiene 19 sino 25, aquel que se crea un hi5 clonado con fotos que no son de él, aquel que maquilla una realidad que la misma “comunidad” lo obligo a maquillar. Y es cierto, la mayoría de gays necesitan pertenecer a la “comunidad” que cada vez se vuelve menos democrática y que solo acepta a las personas que se ubican en sus parámetros: lindos. Para ellos no importa donde vivan, lo importante es la imagen que irradian. Estos parámetros, tomados de un mundo heterosexual que no es muy grande, han sido explotados vilmente por la “comunidad”, que en sus diferentes estratos, porque no podemos hablar utópicamente de una comunidad única, ha adoptado esa medida como regla general a sus adeptos. Todos los gay tienen que ser lindos. ¿Y los feos? El nuevo himno de ellos responde la pregunta(las divinas). Los bubble gay, aquellos que nunca aceptarán su realidad y vivirán en una fantasía, una burbuja que no les permitirá conocer un mundo con tolerancia para todos y que los haga crecer como personas. Aquí están los alienados. Esos chicos para los que vivir en los distritos más “In” de la ciudad les permiten despreciar a los demás. También aquellos que hacen todo por pertenecer al grupo de chicos de moda en la discoteca, los que son los edecanes de las estrellas de la noche. Todos estos contemplan un mundo del que no se quieren despegar, a pesar de su propio orgullo.

Los honest gay. ¿Qué puedo decir? Todo lo contrario al espécimen anterior. Sería injusto decir que son muchos, pues casi todos los gay tienen algo de burbuja dentro de ellos, pero ese límite entre ambos grupos dejo a la consideración de cada persona. Una pista: ¿quién creen que tiene más “amigos”?.

Es claro, que en ambos casos, la figura del otro, la persona que no conocemos y que podríamos conocer, difiere en mucho. Para uno, el otro es un mundo nuevo por descubrir, para el otro, es simplemente un ser que dependiendo de lo que diga acerca de él, dejará de ser un NN.

A título personal, escribí acerca de esto debido a que estoy cansado de que se vincule y menosprecie el lugar donde vive una persona con su imagen. Si todos fuéramos así, ¿en el Perú todos seríamos indígenas no? No quisiera añadir ninguna conclusión a este tema, pues es más que evidente que mi subjetividad dio rienda suelta a mi mente para escribir este post. Admito que puede ser un error intentar ser objetivo, pero créanme, ¡me llegan los bubble gay!